Liox
Marianne-Pinocchio
SELECCIONA UNA: ¿DUDAS MEDIDAS?
CANTIDAD

24,00€

Loading Actualizando el carrito...
¿FALTA TU MEDIDA?
ALL ABOUT Marianne-Pinocchio

Callejeando al descubrimiento de París, en el barrio Maráis. Así nos  encontramos con la Marianne-Pinocchio de  Liox, desde un deseo de difundir un pensamiento, una idea, una rebelión. Era un día festivo ⎯14 de Julio del 2010⎯, día de fiesta nacional: militares por aquí, tanques por allá, policías en todos los rincones… La situación hubiera podido ser un chiste sarcástico si el mensaje de esos dibujos pegados con fixo por todas las partes de la acera, de la calle, no hubiera sido tan fuerte y  verdadero. Recuerdo esos días parisinos con una frescura extraña e insospechada, en contraste con el contexto violento y nacionalista de alrededor. Marianne, Liox te pintó por primera vez como eres: la más mentirosa en un país de mentiras. Escrito por Chloé Le Nair

Escrito por Chloé Le Nair

Liox es grafista y pintor*. Formadx en la famosa escuela de Artes Gráficas Corvisart, ha integrado la herencia pictórica de grandes artistas como Keith Haring, Jean-Michel Basquiat o Andy Warhol.

Pero su rasgo mas característico está al servicio de un concepto muy definido en el que Liox sueña con un occidente donde “lo sagrado, el sexo y la moral sean tres motores disociados del alma”. Su pintura aborda con total libertad estos tres aspectos y aspira a un universo donde ninguna de las identidades que se envuelven bajo el concepto “humano” queden olvidadas, marginadas y/o reducidas.

En 1983, Liox empieza su carrera con una larga serie de ilustraciones de libros para niñxs . Además dibuja en prensa y se dedica plenamente a su pintura. Algunos espacios donde ha presentado sus obras son el Museo de Sao Paulo en Brazil, el Musée de la Poste, el Centro de Arte Contemporáneo en Rueil-Malmaison, la Fundación 3 Suisses y la Galería Caroline Corre. Defendiendo un arte de acceso libre y democrático, Liox reinventa símbolos universales: desde ángeles y demonios hasta la Mariana francesa.

Se aleja de la mentalidad capitalista del mercado del arte actual para acercarse a un arte compartido, y sobre todo, humano.Sus obras se inspiran principalmente en el arte de la caligrafía (tanto japonesa como árabe). De la poesía del trazo, de la armonía de las líneas, resulta una obra cargada de sencillez que no abandona su fuerza simbólica y estética.