Coco Riot
Genderpoo (fauteuil)
SELECCIONA UNA: ¿DUDAS MEDIDAS?
CANTIDAD

24,00€

Loading Actualizando el carrito...
¿FALTA TU MEDIDA?
ALL ABOUT Genderpoo (fauteuil)

“No vamos a los baños a evacuar sino a hacer nuestras necesidades de género. No vamos a mear sino a reafirmar los códigos de la masculinidad y la feminidad en el espacio público. Por eso, escapar al régimen de género de los baños públicos es desafiar la segregación sexual que la moderna arquitectura urinaria nos impone desde hace al menos dos siglos: público/privado, visible/invisible,decente/obsceno, hombre/mujer, pene/vagina, de-pie/sentado, ocupado/libre…” (Beatriz Preciado)

Hay pocos lugares donde la concepción binaria del género es más flagrante y opresiva que en unos aseos públicos. El momento de decidirse entre un baño u otro en ocasiones provoca la sensación de estar jugando a Trato Hecho, ese concurso televisivo de decisiones fatídicas. ¿Qué hay tras la puerta 1? ¿Vigilancia de género? ¿Sospechas? ¿El sentimiento de estar en el lugar equivocado?¿Y tras la puerta 2?

Los símbolos que marcan las puertas de cada uno de los baños reducen a su mínima expresión la idea normativa de lo que es un hombre, de lo que es una mujer. Categorías que para Coco Riot son artificiales y arbitrarias. Con Genderpoo, Coco Riot hace una ácida crítica en clave de humor no solo la división hombre/mujer sino más allá de eso, la división normal/otro que rige el mundo occidental actual.

Ante un mundo capitalista y opresivo en el que las personas son categorizadas y etiquetadas con marcadores, Genderpoo reacciona explorando la multitud de identidades que existen dentro de cada persona. Identidades cambiantes, contradictorias y marginales cuyas intersecciones están en el corazón de la experiencia humana pero sin embargo son invisibilizadas a diario.

Escrito por  Una Buena Barba

 

Escrito por Barbara G. Vilariño

De la teoría al diseño queer: Coco Riot

Desde el diseño y la ilustración llega una ayuda a bajar de la excesiva intelectualidad a la filosofía queer. La bofetada que Monique Wittig quiso dar cuando dijo que las lesbianas no son mujeres tiene su trazo firme en los dibujos de Coco Riot. Y hasta aquí las citas de cultura anglosajona, porque Coco asimiló esa idiosincrasia ajena para reconstruirla en su propia clave, para que desde su subjetividad podamos practicar el ejercicio de desmitificar la socialización que nos viene dada.

Su obra “Llueven queers”, donde se reúnen sus textos y cómics, bien podría llamarse “Queer para principiantes”: en noventa páginas ilustra su definición de un movimiento que traspasa la resignificación del pensamiento sexual hegemónico para replantear las relaciones personales, la inmigración o la imposición sutil de una cultura dominante. Desde su expresión artística realiza la imprescindible y necesaria lectura de la sociedad contemporánea, la labor que los libros de historia todavía no hacen, o que en un futuro harán erróneamente.



Seguir leyendo sobre Coco Riot →