por INDISORDER / 20 jun
Cuando el lienzo es camiseta…yo soy arte itinerante

Lo apuntaban lxs conceptualistas: “el arte más interesante se podía hallar en las energías sociales no reconocidas como arte: estas energías todavía estaban esperando a que lxs artistas conectaran con ellas; eran una materia prima de asombroso potencial” que expandiría sus posibilidades (FERNÁNDEZ, 2005, P. 136).

En este sentido, el arte en t-shirt, el lienzo móvil que plantea una camiseta, se presenta desde aquí como arte urbano itinerante; trasladando las apuestas subversivas de una cultura contra-sexual a “la callejería” más espontánea; y sacando a lo queer de paseo por los muros y los asfaltos que llevan el sello de los hetero-patriarcados encarnados y los binomios esencialistas.

Las camisetas fueron, desde los 60, uno de los medios más usados (por ser, entre otras, económicamente asequibles) para portar mensajes-protesta. La carga histórica de esa simbología se rescata aquí como arte activista, rompiendo en INDISORDER el uso-cliché de las t-shirts y eligiéndolas como formatos por sus posibilidades remotas y por su desvinculación de los circuitos convencionales donde el arte ha sido exhibido.

El proceso se convierte aquí en protagonista no habiendo un producto acabado, y alargando el guiño que va desde el planteamiento  de lxs artistas hasta la acción y el entorno de las personas que deciden portar las camisetas: LAS OBRAS. La apuesta artística podrá adquirir múltiples caras, personalidades y significados. La obra nunca será la misma en cada uno de los cuerpos que la hacen itinerante. Es, por tanto, un arte que participa del entorno, que convierte al entorno en espectador espontáneo de las obras y que sumerge al entorno en “los otros lugares” de acción-reacción.

Materialmente, las t-shirts que se proyectan eligen el fondo gris de los matices. No se someten a modificaciones según el sexo o no-sexo de los cuerpos a quienes se fusionan evitando las estrategias normativas de diferenciación.

Bajo la filosofía del “don´t tag” (no lo hagas, no te etiquetes); porta las no-etiquetas fuera de su lugar convencional. Se exponen así a la vista del lienzo-camiseta y su posición en el mismo recuerda el intercambio lúdico de aquellas muñecas recortables: mariquitinas que en este caso invitan a no definirse, a de-construirse.  Apuesta el lienzo además por una ecología textil irrenunciable, expresa e incansablemente buscada* : 100% algodón orgànico, 0 contaminación, 0 explotación en la línea de producción. Por otra parte, las obras adoptan el funcionamiento de una editorial al ser numeradas y enmarcadas en ediciones limitadas, en pos del reconocimiento de lxs artistas y de no reproducir planteamientos comerciales de explotación infinita. 
A grandes rasgos, ante la pregunta di aria de “qué segunda piel elegimos”, el poder de activación social es aquí al arte lo que es a nuestros propios cuerpos. La exposición colectiva comienza en la elección de la obra y se dirige a un público impredecible ante un arte que también lo es. Los lugares de des-aprendizaje se expanden y lxs artistas penetran en “la ciudad” dejándose interpretar por performances ajenos.

Aquí y allí, el arte se resiste a su condición de sala de espera. Quiere estar vivo, abandonar los márgenes de la normatividad, colocarse “dentro de otras categorías de la vida”** … Bajo una nueva forma de “rasgarse las vestiduras”, se propone un arte en-desorden, en busca de la exposición más itinerante y de la más radicalmente espontánea: la que se libra bajo los ejes infinitos de nuestras propias latitudes corporales y de nuestras interminables y remotas posibilidades performativas.

Escrito por
Mar Gallego

* El viaje de INDISORDER en la búsqueda de una fábrica que respondiera a estas exigencias, desemboca en Portugal donde el algodón 100% orgánico se trabaja bajo un sistema de calidad que entra dentro de la norma Oeko-Tex® Standard 100. La ecología textil engloba cuatro partes de la producción: ecología de la producción, ecología humana, ecología de empleo y ecología de la eliminación.

** “Dijo Suzanne Lacy sobre el artista Vito Acconci. En Mapping the terrain. New Genre Public Art, p. 193.